Me ataron fuerte y se burlaron de mí sin piedad